EN LA DEFENSA Y CONFIRMACIÓN DEL EVANGELIO.

Como lo presentó el perito arquitecto. Para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina,…

1

Versículo ingenuamente mal presentado por algunos, y maliciosamente por otros

GÁLATAS 3:23-24

23 Pero antes que viniese la fe, estábamos CONFINADOS bajo la ley, ENCERRADOS para aquella fe que iba a ser revelada. 24 De manera que la ley ha sido nuestro ayo, PARA LLEVARNOS A CRISTO, a fin de que fuésemos justificados por la fe.

¿La ley del Sinaí dada solo a los israelitas, lleva a estos, o a cualquier ser humano a la fe en Jesucristo?

El apóstol Pablo refiriéndose a ellos (él, y sus parientes los israelitas), dice:

24De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo.  ὥστε ὁ νόμος παιδαγωγὸς ἡμῶν γέγονεν εἰς Χριστόν, [1]

Aquí la pieza clave en la investigación es la preposición εἰς;  esta como toda palabra en cualquier idioma, tiene varias acepciones,  realidad que aprovechan los engañadores para torcer la escritura y presentar una defensa torcida de sus errores.

Una de las acepciones de esta preposición, que es precisamente la que usan los que dicen, o dan a entender que la ley lleva a la persona a creer en Jesús, es esta:

① EXTENSION INVOLVING A GOAL OR PLACE, INTO, IN, TOWARD, TO.Extensión que involucra  objetivo o lugar, en, en, hacia, a.

La explicación que generalmente se da, usando esta incorrecta acepción de la preposición, es que la ley le indica al pecador lo mal parado que está con Dios, al catalogarle sus pecados, y que acto seguido el pecador al ver lo mal que está, se rinde a los pies de Jesús. NADA MÁS QUIMÉRICO QUE ESTO.

Me saldría demasiado del tema,  explicando lo incapaz que es el hombre natural de esta reacción, por tanto, me limitaré a explicar por qué ésta no es la acepción correcta a utilizar en este contexto, y cuál es la correcta.

Primeramente, para que la acepción anterior se pueda usar, la proposición εἰς debe estar precedida de un verbo que exprese movimiento hacia un lugar, y este no  es el caso. De manera que la idea de transportar, aunque se use  metafóricamente, no aplica en este pasaje de Gal.3:24. ESO NO FUE LO QUE DIJO EL APÓSTOL AHÍ.

La acepción correcta de la preposición εἰς, la que encaja en el contexto, es: HASTA.

② EXTENSION IN TIME, TO, UNTIL, ON.

ⓐ W. INDICATION OF SPECIFIC TIME

Α. UP TO WHICH SOMETH. CONTINUES εἰς τέλος to the end (Epict. 1, 7, 17) Mt 10:2224:13Mk 13:13. εἰς ἐκείνην τὴν ἡμέραν until that day 2 Ti 1:12 (Ath. 2, 1 εἰς … τὴν σήμερον ἡμέραν). εἰς ἡμέραν Χριστοῦ Phil 1:10. εἰς Χριστόν until the coming of the Messiah Gal 3:24.[2]

EN OTRAS PALABRAS, LA TRADUCCIÓN PRECISA DE GÁLATAS 3:24, ES ESTA:

24 De manera que la ley ha sido nuestro ayo, HASTA CRISTO, a fin de que fuésemos justificados por la fe.

Esta traducción no solo se puede comprobar gramaticalmente, sino en su mismo contexto literario, y teológico:

25PERO VENIDA LA FE, YA NO ESTAMOS BAJO AYO,

Es decir, la ley fue el ayo de los israelitas HASTA CRISTO, no para llevarlos a Cristo.

 

 

[1] Nestle, E., Nestle, E., Aland, B., Aland, K., Karavidopoulos, J., Martini, C. M., & Metzger, B. M. 1993. The Greek New Testament (27th ed.) (498). Deutsche Bibelgesellschaft: Stuttgart

Epict Epict , various works, I–II a.d.—List 5

Ath. Ath. = Athenagoras, II a.d.—List 5

[2] Arndt, W., Danker, F. W., & Bauer, W. 2000. A Greek-English lexicon of the New Testament and other early Christian literature (3rd ed.) (289). University of Chicago Press: Chicago

 

jorgelsocarras • 2 mayo, 2015


Previous Post

Next Post

Comments

  1. jorgelsocarras 7 junio, 2015 - 9:10 pm Reply

    La ley del Sinaí, no es colaboradora de la gracia de Dios en la empresa de traer al hombre la salvación. ¿Cuándo comprenderán esto los que se titulan predicadores de gracia?

    1Corintios 2

    14Pero el hombre natural no percibe [no puede] las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.

    El hombre natural se va a reír de un panfleto ̶ que le muestra otro hombre̶ ̶ que le prohíbe hacer las cosas que le agradan. La ley del Sinaí NO ES la que da convicción al hombre natural, esa tarea la hace el Espiritu Santo, utilizando la correcta palabra de Dios para la era que comenzó hace dos mil años, me refiero al evangelio.

    ¿No se han enterado que la ley del Sinaí quedó obsoleta, que no tiene ningún uso después de la cruz de Cristo, y mucho menos en la evangelización del hombre?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: