EN LA DEFENSA Y CONFIRMACIÓN DEL EVANGELIO.

Como lo presentó el perito arquitecto. Para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina,…

2

Jesús de Nazaret, ¿100% Dios, y 100% hombre?

El dogma creado por un obispo católico, reconocido en el concilio ecuménico de Éfeso en 431, y más tarde en el   de Calcedonia 451 (Jesús de Nazaret era totalmente Dios, y totalmente hombre simultáneamente) no solo carece de respaldo bíblico, sino que contradice directamente la enseñanza de la escritura.

Sin necesidad de profundizar en este tema, solo el pasaje siguiente es una evidencia de que Jesús de Nazaret no era Dios, ni caminó en Palestina en forma de Dios.

5Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Col.

Lo que haya sido Jesús antes de nacer en este planeta tierra, está fuera del tema, y además es en buena medida debatible; lo que NO es debatible, pues está escrito patentemente, es que Jesús de Nazaret no era ni Dios, ni vivió en forma de Dios en sus años de ministerio en esta tierra.

Un Dios despojado de sí mismo, y en la naturaleza de humano, no es Dios; al menos no el Dios de la biblia. Ese sería en todo caso el dios inventado por Roma, y adoptado por sus hijos separados.

 

jorgelsocarras • 2 junio, 2015


Previous Post

Next Post

Comments

  1. jorgelsocarras 9 agosto, 2015 - 6:35 pm Reply

    Arturo, esos son pasajes que se han interpretado con la mentalidad trinitaria, pero ninguno de ellos enseña que Jesús de Nazaret es Dios. Un análisis integral y objetivo de toda la escritura no arroja ese resultado.

    Tomemos solo como ejemplo, el caso de Juan 10:30

    30YO Y EL PADRE UNO ἕν SOMOS.

    Al adjetivo nominativo ἕν EN PASAJES DONDE ESTÁN INVOLUCRADOS DOS O MÁS, no está enfocado en el aspecto cuantitativo, es decir, no está diciendo que el Padre y el Hijo son el mismo ente; uno en contraste con más de uno.

    Para conocer el sentido que tiene este adjetivo en la mente de Jesús de Nazaret, es necesario ver otra ocasión en la cual también lo usa:

    Juan 17:11

    Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, PARA QUE SEAN UNO, ASÍ COMO NOSOTROS.

    Es decir, el adjetivo uno ἕν, Jesús lo usa para expresar que él y el Padre son una unidad, con el enfoque en la uniformidad y unanimidad que hay entre ellos.

  2. Arturo 27 julio, 2015 - 1:08 am Reply

    ¿Qué hay entonces de “el Padre y yo uno somos” en Juan 10:30, y de “quien me ve a mí ve al Padre” en Juan 14:9? ¿y los versículos del protoevangelio como Génesis 1:26? ¿Qué hay de Colosenses 2:8-9 y de Juan 1:1,10? Ya que aún si se admite que pasajes como 1ª Juan 5:6-9 fueran añadiduras posteriores a la delimitación del canon, quedan estos y otros pasajes en los que explícita o implícitamente se señala claramente que Jesús es Dios, además de eso mismo lo acusaban los fariseos en Juan 10:31 en adelante. Si decimos que Jesús no es Dios, afirmamos que los fariseos estaban en lo cierto, y que ciertamente los cristianos somos blasfemos al romper el gran mandamiento que ni siquiera Jesús rompió: “vete Satanás porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás y sólo a él servirás” (Mateo 4:10). Ni los ángeles ni los arcángeles más altos pueden recibir adoración (Apocalipsis 19:10) sin embargo Cristo Jesús recibe adoración en la corte celestial de los ángeles y de toda la creación (Apocalipsis 5:12-13).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: