EN LA DEFENSA Y CONFIRMACIÓN DEL EVANGELIO.

Como lo presentó el perito arquitecto. Para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina,…

El día de reposo. Bendito miércoles, dirían algunos

El día de reposo se estableció, no porque Dios estaba cansado después de la creación, sino para crear un precedente que beneficiara al hombre, en este caso a los israelitas.

Este pueblo venia de una realidad donde el descanso de las labores no era un derecho, pues el esclavo está para producirle a su amo al máximo. Esa condición de abuso era la que Dios quiso evitar que  los israelitas repitieran con sus mismos hermanos, por esto estableció este día con terror, y cero tolerancia.

Dios conocía la idiosincrasia del hebreo, que por ganancias forzarían a sus propios hermanos a trabajar sin descanso para explotarlos al máximo.

Esto fue lo que dijo Jesús de Nazaret:

27 También les dijo: El día de reposo fue hecho POR CAUSA (por el bien)  διὰ del hombre, y no el hombre POR CAUSA (por el bien) del día de reposo. Mr.2

La preposición διὰ cuando le sigue un infinitivo o acusativo, o cuando es un acusativo de persona, como es el primer caso en la sentencia,  indica causa, y una favorable acción (divina).

De eso que sucedió con los israelitas, nosotros los gentiles solo podemos tomar el principio que crea el derecho a descansar al menos un día después de seis días de trabajo. En otras palabras, si usted comienza su jornada laboral  el jueves, su día de reposo seria,  según el principio, el  miércoles.

Pero no debemos olvidar que solo es asunto de DERECHO A DESCANSAR, no asunto de cumplir rígidamente con un rito hoy obsoleto.

Las leyes laborales en los países civilizados siguen en buena medida este principio, de manera que ya no hay que matar a nadie que trabaje siete días a la semana, para hacer cumplir el derecho a descansar al menos un día. Aunque a decir verdad, el que trabaje siete días sin descansar no hay que matarlo, él mismo se está matando.

EN RESUMEN, el día de reposo es un derecho que le dio Dios al hombre; derecho que fue necesario establecerlo CON TERROR Y LEGALISMO; pero una vez abolido el régimen obsoleto de la letra, queda el derecho que Dios le otorgó al hombre de descansar al menos un día, después de seis días de trabajo.

Como es un derecho y no una obligación, la persona que no está sujeta a la ley del Sinaí, tiene la libertad de usar o no de tal derecho.

jorgelsocarras • 2 mayo, 2015


Previous Post

Next Post

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: